Sesiones

Me gusta fotografiar recuerdos. Me encanta fotografiar emociones. Mi estudio está donde tú quieras que esté: en tu casa o en la mía, en un hotel, en el parque de debajo de casa o en lo alto de la montaña. Y todo aderezado con dosis generosas de luz natural y sonrisas, muchas sonrisas.
Sesiones de boda, preboda, postboda, o por qué no, sesiones porque sí.
Sesiones de embarazo, de nacimiento, de crecimiento, de cumpleaños, de comunión; sesiones para no perder esa caja de zapatos o galletas llena de recuerdos.
Sesiones familiares para recordar aquel momento en que dos pasaron a ser tres, cuatro o infinito, y sesiones para poder regalarle a los abuelos la fotografía que ocupe el lugar más importante del mueble del salón.
Y cualquier otro proyecto que tengas en mente. Cuéntame tu idea y juntos le daremos forma.